Evan fue realmente la única persona a la que había amado de verdad. Su historia estaba basada en hechos reales y cada sentimiento vivido lograba traspasar el papel con más fuerza. Era un alma de luz, que resplandecía conforme sonreía cada vez más. Su Ángel.

– Fragmento de la novela Encuentro de dos almas gemelas, B.M.C. –